DESTACADO INTERNACIONAL.- Fondo de recuperación europeo

La Unión Europea avanza en su Fondo de Recuperación

Breve repaso de la propuesta europea conocida como Next Generation EU

next2.jpg

La pandemia del coronavirus está implicando profundos daños económicos y sociales en la Unión Europea (UE). Con el objetivo de ayudar a reparar estos daños al tiempo que se activa la recuperación europea y se protege el empleo, la Comisión Europea (CE) ha propuesto un plan de recuperación basado en el aprovechamiento de todo el potencial del presupuesto comunitario.

Para movilizar las inversiones necesarias, la CE ha presentado una doble respuesta que debe entenderse, sin embargo, de modo integrado:

  • Next Generation EU: es el nuevo instrumento de recuperación dotado con 750.000 millones de euros, que destinará al presupuesto de la UE una nueva financiación obtenida en los mercados financieros durante el periodo 2021-2024.
  • Un presupuesto europeo a largo plazo reforzado para el periodo 2021-2027 (1,1 billones de euros). Se trata de un Marco Financiero Plurianual (MFP) con el que la Comisión propone crear nuevos instrumentos y reforzar los programas clave utilizando Next Generation EU para dirigir las inversiones rápidamente a donde más se necesiten, reforzar el mercado único, intensificar la cooperación en ámbitos como la salud y la gestión de la crisis y dotar a la UE de un presupuesto a largo plazo que sea el motor de las transiciones ecológica y digital y fomente una economía más justa y más resiliente.

‘Next Generation EU’ 

El fondo de recuperación propuesto asciende a 750.000 millones de euros, de los cuales 500.000 millones serían en subvenciones y 250.000 millones en préstamos. Según la propuesta, el dinero para el plan de recuperación provendría de los mercados financieros. 

La Comisión emitiría bonos con un plazo de vencimiento de hasta 30 años para recaudar fondos, y el dinero se devolvería con el tiempo a través de los futuros presupuestos de la UE y de posibles nuevos recursos propios, como un impuesto digital. Una de las piedras angulares del plan es la sólida calificación crediticia actual de la CE, que, sin embargo, según algunos expertos, podría estar en peligro en el futuro.

El dinero se invertiría a través de tres pilares subdivididos a su vez en diferentes medidas:

>> Apoyo a los Estados miembros para que se recuperen. ¿Cómo? Apoyando a las inversiones y reformas y una transición justa, todo ello en el marco del Semestre Europeo y a través de:  

>> Poner en marcha la economía de la UE y ayudar a la inversión privada. ¿Cómo? Apoyando a sectores y tecnologías clave, invirtiendo en cadenas de valor clave y apoyando a la solvencia de las empresas viables. Para ello se contará con:


>> Aprender las lecciones de la crisis. 
¿Cómo? Apoyando a programas clave para futuras crisis y a los socios mundiales. Se podrá realizar gracias a:

El elemento clave de la propuesta es el nuevo Servicio para la Recuperación y la Resistencia (REACT-UE) del pilar 1, de 560.000 millones de euros, que tiene por objeto ayudar a los Estados miembros a hacer frente a los retos identificados en el proceso del Semestre Europeo.

Reacción inicial a las propuestas de la Comisión Europea

Si bien la mayoría de los Estados Miembros han reaccionado positivamente a las propuestas de la Comisión, algunos gobiernos nacionales han expresado críticas. Entre estas últimas se encuentran Finlandia y el grupo de los conocidos como ‘cuatro frugales’, contribuyentes netos al presupuesto de la UE (es decir, los países cuya contribución al presupuesto de la UE es mayor que el importe de la financiación comunitaria que reciben. Se trata de Austria, Dinamarca, Países Bajos y Suecia). Estos insisten en la máxima de disciplina presupuestaria y en el mantenimiento de un presupuesto de la UE relativamente pequeño. En base a ello, han pedido que se modifiquen las propuestas de la Comisión, en particular en lo que respecta a la cuantía del presupuesto de la UE, al equilibrio entre subvenciones y préstamos y al plazo de reembolso de los préstamos. 

  • Parlamento Europeo, plenario de 17-19 junio 2020

Durante el debate en la sesión plenaria del mes de junio del Parlamento Europeo (17-19 junio), la mayoría de los eurodiputados acogieron con satisfacción la nueva propuesta de la Comisión. El presidente de la Eurocámara, David Sassoli, se mostró satisfecho de que «el plan de la Comisión Europea tenga en cuenta las propuestas [del Parlamento]». Se dirigió al Consejo Europeo en su reunión del 19 de junio y transmitió el punto de vista del Parlamento sobre el presupuesto de la UE.

  • Consejo Europeo de 19 de junio 2020

La reunión del Consejo Europeo del 19 de junio, se dedicó casi exclusivamente al próximo MFP y al fondo de recuperación Next Generation EU, siendo que las dos propuestas de la Comisión Europea se considerarán ahora como un solo paquete a efectos de negociación, ya que el fondo de recuperación está de hecho integrado en el presupuesto a largo plazo renovado de la UE. Esto ha aumentado la presión sobre los Estados Miembros para que lleguen a un acuerdo político sobre el Marco Financiero Plurianual, pero también ha multiplicado las cuestiones de desacuerdo entre los dirigentes de la UE. 

Además de las cuestiones específicas del MFP, respecto de las cuales no se pudieron superar las divergencias ya manifestadas en la reunión especial del Consejo Europeo celebrada en febrero de 2020 – a saber, la cuantía global del presupuesto de la UE, la utilización de los reembolsos y la asignación de fondos por esfera normativa- , la propuesta relativa al fondo de recuperación plantea nuevas cuestiones delicadas, en particular sobre el equilibrio entre préstamos y subvenciones, los criterios de asignación de fondos y las modalidades de reembolso.

No se espera que los dirigentes de la UE lleguen a un acuerdo en esta etapa, sino que mantengan un primer intercambio de opiniones sobre las nuevas propuestas de la Comisión.

Calendario previsto

Se prevé la celebración de una cumbre a mediados del mes de julio en Bruselas en la que se centrarían algunas propuestas concretas. La Comisión ha planteado este cronograma:

Mayo 2020Propuesta de la Comisión relativa al marco financiero plurianual revisado para 2014‑2020 y para 2021‑2027 y a la Decisión relativa a los recursos propios, y legislación sectorial 
Junio-Julio 2020Consejo Europeo: acuerdo político sobre el marco financiero plurianual para 2014‑2020 y para 2021‑2027 y sobre la Decisión relativa a los recursos propios 
Antes de verano 2020Consulta del Parlamento Europeo sobre la Decisión relativa a los recursos propios 
Principios de otoño 2020Adopción del marco financiero plurianual revisado para 2014‑2020 y de la legislación sectorial correspondiente 
Octubre 2020Consejo Europeo 
Diciembre 2020Adopción del marco financiero plurianual revisado para 2021‑2027 (visto bueno del Parlamento Europeo); adopción de la Decisión relativa a los recursos propios (ratificación por todos los Estados miembros de conformidad con sus exigencias constitucionales) 
Enero 2021Inicio de la ejecución del marco financiero plurianual para 2021‑2027